Skip to content Skip to footer

La importancia del acompañante en el parto

Hay estudios que han demostrado que un acompañamiento continuado de alguien de confianza como tu pareja o una doula mejora la experiencia de parto. Es lo que se recoge en las directrices/recomendaciones de la Organización Mudial de la Salud.
✅ Resumen de la evidencia: compañía continua durante el trabajo de parto para mejorar los resultados del
trabajo de parto:
•  La evidencia fue extraída de una revisión sistemática de Cochrane de 22 ensayos (> 15 000 mujeres) (33). Los
ensayos fueron realizados en países de renta baja, media y alta en todo el mundo (EE.UU., Canadá, Bélgica,
Francia, Grecia, Finlandia, Suecia, Sudáfrica, Botswana, Nigeria, Australia, Brasil, Tailandia, México, Guatemala,
Chile e Irán). Las rutinas e instalaciones hospitalarias variaron considerablemente en diferentes contextos; por
ejemplo, la analgesia epidural no estuvo disponible de rutina en siete de los ensayos.
•  El soporte continuo fue definido de una manera levemente diferente en los diferentes ensayos, pero
fundamentalmente se acompañó a las mujeres por lo menos durante las etapas activas del trabajo de parto. Los
acompañantes en diferentes ensayos variaron: algunas veces la compañía durante el trabajo de parto (o doulas)
era quien daba el soporte, mientras que en otros ensayos estuvo presente una pariente mujer o el marido durante
todo el trabajo de parto.
👉 Soporte continuo contra cuidados habituales: resultados maternos:
•  La duración media del trabajo de parto se redujo en las mujeres que recibieron apoyo en el trabajo de parto
aproximadamente 35 minutos (DM –0.58 h., IC 95% –0.85 a –0.31; 12 ensayos, 5366 mujeres).
•  La tasa de partos operativos se redujo si se daba apoyo a las mujeres durante el trabajo de parto. La tasa de
cesáreas se redujo más de 20% (RR 0.78, IC 95% 0.67 a 0.91; 22 ensayos, 15 175 mujeres) y hubo una modesta
reducción del número de mujeres sometidas a parto vaginal instrumental (RR 0.90, IC 95% 0.85 a 0.96, 19
ensayos, 14 118 mujeres), por lo que el número total de mujeres con partos vaginales espontáneos aumentó (RR
1.08, IC 95% 1.04 a 1.12; 19 ensayos, 14 119 mujeres).
•  Hubo una leve reducción en otras intervenciones en el trabajo de parto en grupo que recibió apoyo. El uso
de analgesia regional se redujo aproximadamente 7% (RR 0.93, IC 95% 0.88 a 0.99; nueve ensayos, 11 444
mujeres) y el número de mujeres que requirieron otra analgesia también se redujo (RR 0.90, IC 95% 0.84 a 0.96;
14 ensayos, 12 283 mujeres).
•  No hubo diferencias significativas entre los grupos en los requerimientos de oxitocina sintética durante el trabajo
de parto. En términos generales, más de un tercio de las mujeres en ambos grupos recibió oxitocina (RR 0.97, IC
95% 0.91 a 1.04; 15 ensayos, 12 620 mujeres), si bien hubo una variación considerable entre los ensayos.
•  Solo dos ensayos comunicaron la depresión posparto y los resultados sugieren que el soporte continuo se
asoció con tasas más bajas de depresión. Los dos ensayos fueron realizados en contextos muy diferentes y los
resultados se midieron de maneras diferentes, y mientras que la dirección del efecto fue la misma, el tamaño del
efecto fue muy diferente, por lo que esos resultados no se integraron al conjunto de ensayos.
•  Más de la mitad de las mujeres en ambos grupos tenían trauma perineal y no hubo diferencias significativas entre
los grupos (RR 0.97, IC 95% 0.92 a 1.01).
•  Las mujeres tuvieron una probabilidad mucho menor de relatar sentimientos negativos sobre su experiencia de
parto si recibían soporte continuo (RR 0.69, IC 95% 0.59 a 0.79; 11 ensayos, 11 133 mujeres).
👉Soporte continuo contra cuidados habituales: resultados neonatales
•  Los recién nacidos cuyas madres habían recibido soporte tenían una probabilidad mucho menor de tener una
puntuación de Apgar < 7 a los cinco minutos (RR 0.69, IC 95% 0.50 a 0.95; 13 ensayos, 12 515 recién nacidos).
•  No hubo diferencias clara en el número de bebés ingresados a cuidados especiales o con estadías hospitalarias
prolongadas (RR 0.97, IC 95% 0.76 a 1.25, y RR 0.83, IC 95% 0.42 a 1.65 respectivamente).
•  El soporte continuo no pareció afectar el número de bebés que eran alimentados a pecho 1–2 meses después del
parto, si bien este desenlace solo fue comunicado en tres ensayos (RR 1.01, IC 95% 0.94 a 1.09).
💟 Después de haber visto la importancia del acompañante y acompañamiento en el parto y los estudios y la organización que lo respalda (OMS), aquí van unos pequeños tips para el acompañante:
✨Intenta mantener la calma, recuerda que tu rol es también muy importante y la mujer te necesita seren@
✨Haz una “maleta” de acompañante con una copia del plan de parto, snacks saludables, agua, un abanico, una mantita, un antifaz, auriculares, un mp3 con música, una lamparita de luz tenue, un fular para colgar en la puerta…
✨Si vais al hospital “prepara” el ambiente apagando las luces fuertes y poniendo la lamparita tenue.
✨Encárgate de que quien entre y salga de la habitación lo haga de forma silenciosa y respetuosa.
✨Ofrécele bebida y comida de vez en cuando.
✨Recuérdale a ratos que respire y se relaje, sobre todo la mandíbula ya que está conectada con la pelvis.
✨Cuando veas que flojea susúrrale palabras de ánimo, recuérdale que ella es poderosa y que su bebé sabe nacer y su cuerpo sabe parir.
✨Sé el/la portavoz y guardián de los deseos de la madre en el parto
✨Disfruta viendo a tu pareja parir a vuestro precioso bebé desde el silencio y la calma. Actúa solo cuando veas que es necesario.

Leave a comment

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web (en desarrollo)    Configurar y más información
Privacidad